martes, 12 de septiembre de 2017

LA INFLUENCIA DEL ENTORNO Y DEL EFECTO MARCO EN NUESTRAS DECISIONES ES ARROLLADORA.

Resultado de imagen de EL JUEGO DE LA MUERTE

Hubo un experimento famoso y terrible, que se realizó en los inicios de la década de 1960, promovido por el psicólogo Stanley Milgram (1933-1984), de la Universidad de Yale, para investigar los mecanismos de la obediencia. Los resultados fueron irrebatibles: "La psicólogía social de este siglo revela una gran lección: lo que determina cómo actúa una persona a menudo no depende tanto del tipo de persona que se es como del tipo de situación en la que se encuentra", concluyó Stanley Milgram.

       Ha quedado en los anales de la investigación como uno de los experimentos más esclarecedores del comportamiento humano. Participaron nada menos que cuarenta estudiantes dirigidos por unos jefes de sala que presidían la transmisión de corrientes eléctricas con fases distintas y voltajes crecientes desde trienta hasta cuatrocientos cincuenta voltios a unos actores, que simulaban sufrirlas en su cuerpo en una habitación contigua.

       Si una persona en una posición de autoridad le ordenase que adminstrase a otra persona una descarga eléctrica de cuatrocientos voltios, ¿le obedecería? La mayoría de la gente respondería a esta pregunta con un no categórico. Sin embargo, el experimento de Milgram ofreción una visión espeluznante e impactante de la autoridad y la obediencia.

    Los experimentos empezaron en julio de 1961, cuando en Jerusalén se estaba juzgando al criminal nazi Adolf Eichmann. El argumento de la defensa -que Eichmann no hizo más que obedecer a sus superiores cuando ordenó la muerte de millones de judíos- despertó el interés de Milgram. En su libro Obediencia a la autoridad.,publicado en 1974, Milgram se preguntaba si era posible que Eichmann y los millones de alemanes que fueron cómplices del nazismo debían ser considerados realmente cómplices o quizá sólo obedecían órdenes.

       El voltaje de las descargas eléctricas que cada participante estaba dispuesto a aplicar fue el dato que se usó para medir el grado de obediencia. Milgram preguntó a un grupo de estudiantes de su universidad hasta dónde creían estar dispuestos a llegar la mayor parte de los participantes del experimento. La respuesta fue que serían menos del 3% el que aplicase las descargas eléctricas de intensidad máxima. En realidad, lo hizo el 65%.



 EL BATALLÓN 101, destinado en Polonia durante la II Guerra Mundial, que recibió un encargo terrible: asesinar a determinadas personas. Pero el capitán, a diferencia de lo que sucedión en el experimento de Milgram, fue amable y permitió que los soldados evitaran voluntariamente esta situación insostenible rompiendo filas. Lo increíble, lo sorprendente, es que casi ninguno aprovechara la oportunidad infringiendo, por una vez, las reglas como se les permitía.

        Es tremendamente importante entender que las personas hacen cosas terribles no siempre porque sean malas, sino porque no quieren romper las reglas. En el caso del batallón destinado en Polonia no se trataba de soldados, sino de policías, seguramente poco receptivos a la propaganda habitual. Apenas tuvieron unos segundos para decidir si querían apartarse del resto o no. A pesar del permiso implícito y declarado del comandante: "Puedo entender que algunos de vosotros no queráis hacerlo. Aquellos de vosotros que no estéis dispuestos a seguir las órdenes, dad un paso alf rente y os buscaremos otra tarea", solamente una docena de los quinientos dieron un paso al frente. ¿Cómo se explica esto?

        Una de las razones es que los soldados se rigen por un principio intuitivo que dice: "No dejes atrás a los tuyos, no rompas filas". El comandante había formulado la pregunta de tal modo que tuvieron que escoger o bien quedarse firmes o romper filas y seguir sus otros principios morales, como el de no matar a personas inocentes. Si el comandante lo hubiera expresado al revés, si hubiera dicho: "Los que queráis hacerlo, los que queráis matar, por favor, dad un paso al frente", este conflicto no habría estallado con la misma virulencia. Con toda seguridad, muchos menos habrían dado un paso al frente. 

      Con el Efecto Marco., lo que se demuestra es que la fórmula utilizada para la petición o el permiso tiene una importancia fundamental.

      Un anuncio publicitario en el que se declara que sólo en un 10% de los casos el fármaco expuesto tiene efectos secundarios, tardará más en venderse que el del mismo fármaco anunciando que en un 90% de los casos no produce ningún efecto secundario.

48 comentarios:

  1. Es increible como al mundo ya no le importa las personas, como entre nosotros no nos ayudamos y nos da igual lo que le pase al que tenemos al lado y no deberia de ser así. Siempre nuestra generación pasada siempre se ayudaban entre todos y todo era de todos y debería de aver seguido así.
    El video es increible e impacta mucho como por dinero da igual que otra persona sufra y lo pase mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que hayamos cambiado tanto. En toda generación han existido personas cuyos valores las van a movilizar siempre a favor del ser humano y otros que sencillamente "van a lo suyo" y no les importa lo que le ocurra a los demás. Lo que tienes que tener claro es que no por estar rodeada de gente vas a estar segura.

      Eliminar
  2. Se sabía que el ser humano es egoísta por naturaleza, pero llegar hasta tal límite de que quién importo soy yo y los demás que más da, es demasiado fuerte. Cuando sabes que alguien sufre o por una decisión tuya puede sufrir, lo más lógico es parar, y pensar ¿y si yo estuviera en su lugar?, debemos ser empáticos y si es necesario romper las reglas para que alguien no sufra, pues se rompen, ya que tú tienes el poder en tus manos de evitar que ocurran desgracias, sufrimientos de cualquier tipo. Y lo peor de todo es que la decisión de hacer daño depende de una persona, pero esa persona no va sola, sino con más personas que ha arrastrado a actuar que por x motivos no se atreven a romper las reglas y decir no voy a hacer esto porque está mal, a pesar de no ser yo quién va a sufrir, pues sufrirás al hacer lo que consideras que es malo para el otro. Pero hay una parte buena en todo esto, y es que no todos somos egoístas y que si alguien necesita nuestra ayuda le tendemos la mano, no dejamos que caiga por culpa nuestra, por no actuar para que algo no suceda. Ana AC 1ºBTO A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo piensas, la única regla que debería existir "tiene un color cristiano" "Amaos los unos a los otros como yo os he amado"; es decir, hasta dar la vida. Por lo tanto, cualquier norma o regla social que nos permita hacer daño a los demás injustificadamente no deberíamos de acatarla. La norma suprema a seguir es la bondad al ser humano y a nuestro entorno. El día que entendamos esto habrá menos "ceda al paso" y menos "semáforos" por las calles porque los conductores llevarán sus vehículos a una velocidad moderada y estarán siempre pendientes en su conducción de los peatones que puedan existir a su alrededor.

      Eliminar
    2. Me acuerdo perfectamente de las caras y la reacción que tenían las personas que tiraban de la palanca. Al principio, aún sabiendo el daño que podían causar, les parecía un juego, algo gracioso. Luego ya se empezaban a sentir culpables cuando escuchaban los gritos de como era electrocutado, aunque seguían tirando de la palanca por una simples órdenes. Muy pocos de ellos se dieron cuenta de la locura que estaban haciendo y se negaron a tirar más, pero es increíble como la mayoría seguía tirando de la palanca hasta ganar todo el dinero acordado.

      Eliminar
  3. El vídeo que nos enseñaste en clase me impactó muchísimo, es increíble la influencia que tienen ciertas cosas sobre nosotros, no podía creer que siguieran haciendo daño cuando ni si quiera estaban obligados, ahí es donde se ve la poca empatía que se tiene con los demás. En parte sentí miedo porque me di cuenta de que las personas con las que nos cruzamos por la calle podrían perfectamente hacer lo mismo con nosotros y es una cosa verdaderamente impresionante, se tiene muy poco cuidado con las demás personas que no son cercanas a nosotros mismos, cosa que se debería cambiar porque nos haría un bien a todos.
    Miriam Ojeda 1ºBTO-A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un persona solo evoluciona cuando el amor se instala en su vida. Es capaz de darla por la otra persona porque la siente su prójimo. Pero muchas personas no han insertado en su vida el amor; no saben amar porque el amor requiere un compromiso y una madurez espiritual que no están dispuestas a acoger en su interior. No es que sean malas personas, es que están infantilizados/as. Por eso ves que cuando hay problemas las familias se matan, se pelean por herencias, se insultan en los programas de televisión, etc...

      Eliminar
  4. El vídeo que vimos en clase para mí fue increíblemente duro ya que sentí que realmente el mundo no es tan bueno como creemos y aprendí que hay demasiadas personas que se dejan llevar ya sea por la avaricia de ganar el dinero que dicen que le darán o por el simple hecho de que le digan que no paren aún sabiendo el daño que le estaban haciendo al hombre o que creían que le estaban haciendo. El ejemplo que pusiste de " Yo nunca me pongo en la bordillo de la carretera me pongo en la cera y de lado porque quien sabe que loco viene con un juego de rol y te mata ( un poco resumido a mi manera)" me dejó muy marcada y explica a la perfección lo que quiero decir ... nunca confies en nadie porque no los conoces y no sabes el daño que pueden llegar a hacerte , la gente se deja llevar y nuca sabes a quien tienes al lado.

    Noelia Madero 1BTO B

    ResponderEliminar
  5. este video nos muestra que no somos capaces de tomar las decisiones nosotros solos si no que nos dejamos mucho influir por los dem,as y no somos capaces de poner nos en el sufrimiento de los otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno/a va a lo suyo por desgracia en este mundo y muy pocas personas son capaces de darlo todo por los demás y ser fieles a sus valores (digan lo que digan, presionen como presionen).

      Eliminar
  6. Me pareció increíble que la gente pudiera seguir dándole a la palanca cuando ellos sabían que le hacía daño y nadie le obliga a seguir haciendo lo que hacían, es muy impactante lo que algunas personas pueden llegar a hacer por dinero. Lourdes Corpas 1ºBTO A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy penoso darnos cuenta que tenemos capacidad para ser libres y estamos dormidos.

      Eliminar
  7. Este vídeo nos enseña que al fin y al cabo todos somos egoístas por la avaricia de conseguir cosas o por falta de amor hacia la persona que tenemos al lado, aunque veamos el mal que le estamos haciendo, nos ciega las ganas de conseguir lo que nosotros deseamos. Carmen P.A. 1ºBTO A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho. Incapacidad para amar, para tener empatía, para ponerse en lugar del otro.

      Eliminar
  8. Éste vídeo lo vi hace dos años por primera vez, pero volver a verlo ha removido todo lo que en su primer día removió. Es increíble como las personas llegamos hasta tal punto de hacer cualquier cosa por un premio, por obtener una opinión 'válida' por parte de alguien a la que, casi siempre, no conocemos de nada o por simplemente complacer. Por supuesto que hay personas buenas en ésta vida y tengo la esperanza, de que haya más personas buenas que malas, pero éste experimento no lo demuestra. Éste experimento muestra la cara más real de las personas, cómo por nuestro propio beneficio podemos hacer daño a alguien, sin pensar en la otra persona. Siempre he pensado que el ser humano es egoísta por naturaleza, una opinión pésima del ser humano por mi parte, pero hay muy pocas personas que demuestren lo contrario y es una pena. Ojalá me equivoque y ésto sólo demuestre el 'mal' del 5% de todos los seres humanos.

    ResponderEliminar
  9. Este video es un claro ejemplo de la avaricia y egoísmo que hoy en día nos rodea. Tristemente, se muestra como por un premio somos capaces de incluso poner en riesgo la vida de una persona y esto me parece muy mal
    Silvia A.M
    1ºBTO A

    ResponderEliminar
  10. Este video me ha impresionado bastante y en esas situaciones ves como es la gente verdaderamente . elena requena alcalá 1ºBACH

    ResponderEliminar
  11. Aunque ya había visto el video antes, me ha gustado mucho comentarlo en clase. Me ha impresionado mucho la forma en la que la presión de un superior puede llegar a cambiar completamente la actitud de una persona. Se que sigue habiendo personas buenas que se negarían a seguir haciéndole deño a otra aunque se lo “ordenen”, pero ver como tanísimas personas sucumben a la presión me preocupa.
    ROCIO TORRES 1B BTO

    ResponderEliminar
  12. El video muestra la falta de empatía de las personas y de lo condicionados que podemos a llegar a estar por los demás.
    1 BTO A

    ResponderEliminar
  13. Este vídeo me impactó mucho, no creía que las personas iban a ser capaces de llegar a esos extremos sabiendo el gran daño que le estaban ocasionando a la persona que estaba siendo "electrocutada". Creo que el ser humano es muy egoísta en muchas ocasiones y solo piensa en sí mismo, sin pensar el daño que puede ocasionar a los demás.
    Clara Jurado Gómez-Alférez 1ºB Bto.

    ResponderEliminar
  14. Este vídeo me impresionó porque por el simple hecho de obedecer unas normas que van en contra de tu voluntad de hacer daño a la gente sin pensárselo dos veces es impresionante , pienso y creo que nos dejamos llevar fácilmente por los demás por el simple hecho de que te lo ordenen somos muy egoístas y de vez en cuando deberíamos de ponernos en el lugar de los demás y pensar las cosas varías veces antes de hacerlas siempre cuando perjudiquen a alguien.
    Alejandro Carmona Jiménez 1ºB BTO

    ResponderEliminar
  15. Me sorprende como la gente es capaz de seguir mandando descargas a la persona aún esta dejando de responder, da mucho que pensar, pero creo que todo es psicología y naturaleza del ser humano.
    Jesús Arjona 1BTO

    ResponderEliminar
  16. Este video me impresionó mucho , me hizo ver como verdaderamente pueden llegar a ser las personas por avaricia y se demuestra que no puedes fiarte de cualquier persona ya que esta irá a su propio interés y beneficio sin importar el daño que pueda ocasionar en los demás 1ºA BTO

    ResponderEliminar
  17. Cuando vimos el vídeo en clase creí que no serian tan crueles de continuar el juego aun sabiendo que estaban dañando a otra persona, pero lo fueron, el experimento nos afirma que el egoísmo y la codicia nos ciega, es triste la poca empatía que podemos llegar a tener, es normal pensar en nuestro beneficio, pero la cosa cambia si tienes que dañar a otros para conseguir tu objetivo.

    ResponderEliminar
  18. Lo que da ha entender aquí es que la obediencia lejos de ser un valor, creo que es todo lo contrario una reacción peligrosa para las personas, porque para mi al que le estas dando esa obediencia no siempre puede tener la razón.

    ResponderEliminar
  19. Plazo expirado para comentar las fichas. 11/06/2018

    ResponderEliminar
  20. Es interesante como se puede ver la avaricia del ser humano que no le importa el daño que pueda causar a otro. Solo miran por sus propios intereses sin importarle lo de los demás y se nota más a la hora de incluir el factor dinero. Poco a poco se destruirá el significado de la palabra humanidad. Rafa Villarejo 1° Bach A

    ResponderEliminar
  21. Me parece verdaderamente increíble como la gente puede llegar a ese nivel de crueldad y frialdad. Al principio, sabiendo lo que iban a hacer, creían que era algo divertido, como un juego. Conforme iban avanzando algunos empezaron a sentirse culpables, a razonar y se negaron a tirar más veces. Pero lo impactante es ver como la mayoría, sabiendo lo que estaba sufriendo el electrocutado, seguían tirando por unas simples ordenes y por dinero.
    Silvia Rodríguez 1º Bach A

    ResponderEliminar