martes, 12 de septiembre de 2017

POLARIDAD Y UNIDAD.

Resultado de imagen de polaridad
Al decir Yo, el ser humano se separa de todo lo que percibe como ajeno al Yo: el ; y, desde este momento, el ser humano queda preso en la polaridad.

Su Yo lo ata al mundo de los contrapuntos que no se cifran solo en el Yo y el Tú, sino también en lo interno y lo externo, mujer y hombre, bien y mal, verdad y mentira, etc.

El ego del individuo le hace imposible percibir, reconocer o imaginar siquiera la unidad o el todo en cualquier forma.

La conciencia lo escinde todo en parejas de contrarios que nos plantean un conflicto porque nos obligan a diferenciar y a decidir.

Nuestro entendimiento no hace otra cosa que desmenuzar la realidad en pedazos más y más pequeños (análisis) y diferenciar entre los pedazos (discernimiento). 

Por ello se dice a una cosa y, al mismo tiempo, no a su contrario, pues es sabido que <<los contrarios se excluyen mutuamente>>. 

Pero con cada no, con cada exclusión, incurrimos en una carencia, y para estar sano hay que estar completo. 

Enfermedad es polaridad, curación es superación de la polaridad.

Más allá de la polaridad en la que nosotros, como individuos, nos encontramos inmersos, está la unidad, el Uno que todo lo abarca, en el que se aúnan los contrarios. Este ámbito del ser se llama también el Todo porque todo lo abarca, y nada puede existir fuera de esta unidad, de este Todo. 

En la unidad no hay cambio ni transformación ni evolución, porque la unidad no está sometida al tiempo y al espacio. 

La Unidad-Todo está en reposo permanente, es el Ser puro, sin forma ni actividad. 

Llama la atención que todas las definiciones de la unidad hayan de ser formuladas en negativo: sin tiempo, sin espacio, sin cambio, sin límite.

Todas las manifestaciones positivas nacen de nuestro mundo dividido y, por consiguiente, no pueden aplicarse a la unidad. Desde el punto de vista de nuestra conciencia bipolar la unidad se aparece como la Nada

Los occidentales especialmente suelen reaccionar con desilusión cuando descubren, por ejemplo, que el estado de conciencia que persigue la filosofía budista, el nirvana, viene a significar nada (textualmente: extinción).

El ego de ser humano desea tener siempre algo que se encuentre fuera de él y no le agrada la idea de tener que extinguirse para ser uno con el todo. En la unidad, Todo y nada se funden en uno. La Nada renuncia a toda manifestación y límite, con lo que se sustrae a la polaridad. 

El origen de todo el Ser es la Nada (el ain Soph de los cabalistas, el Tao de los chinos, el Neti-Neti de los indios). Es lo único que existe realmente, sin principio ni fin, por toda la eternidad. 

A esa unidad podemos referirnos pero no podemos imaginarla. La unidad es la antítesis de la polaridad y, por consiguiente, solo es concebible -incluso, en cierta medida, experimentable- por el ser humano que, por medio de determinados ejercicios o técnicas de meditación, desarrolla la capacidad para aunar, por lo menos transitoriamente, la polaridad de su conocimiento. 

La unidad siempre se sustrae a una descripción oral o análisis filosófico, pues nuestro pensamiento precisa de la premisa de la polaridad. El reconocimiento sin polaridad, sin la división en sujeto y objeto, en reconocedor y reconocido, no es posible. En la unidad no hay reconocimiento, solo Ser. En la unidad termina todo el afán, el querer y el empeño, todo el movimiento, porque ya no existe un exterior que anhelar. Es la vieja paradoja de que solo en la Nada está la pletora.

Todos poseemos una conciencia del mundo polarizadora. Es importante reconocer que lo polar no es el mundo sino el conocimiento que nuestra conciencia nos da de él.

Observemos la leyes de la polaridad en un ejemplo concreto como la respiración que da al ser humano la experiencia básica de polaridad. Inhalación y exhalación se alternan constante y rítmicamente. Ahora bien, el ritmo que forman no es más que la continua alternancia de dos polos. El ritmo es el esquema básico de toda vida. Lo mismo nos dice la física que afirma que todos los fenómenos pueden reducirse a oscilaciones. Si se destruye el ritmo se destruye la vida, pues la vida es ritmo. El que se niega a exhalar el aire no puede volver a inhalar. Ello nos indica que la inhalación depende de la exhalación y que, sin su polo opuesto, no es posible. Un polo, para su existencia, depende del otro polo. Si quitamos uno, desaparece también el otro. Por ejemplo, la electricidad se genera de la tensión establecida entre dos polos, si retiramos un polo, la electricidad desaparece.

29 comentarios:

  1. Este texto da para reflexionar bastante. Por un lado, como es ley de vida, dentro de lo bueno siempre hay algo malo y vicerversa y esto siempre va unido queramos o no, es decir, no podemos cambiarlo. Al igual que tampoco podemos cambiar el hecho de que dependamos de nuestros seres queridos ya que sin ellos es cierto que podríamos seguir siendo nosotros mismos, pero nos costaría ''rendir'' bien tal y como señala el texto. Por otro lado me ha llamado bastante la atención los ejemplos que expone el texto ya que son actos que hacemos en nuestra vida cotidiana que dependen unos de los otros y realmente no nos damos cuenta por que somos así de ''automáticos''. Con respecto al tema del ego, me parece totalmente cierto lo que explica el texto ya que pienso que el ego es una de los peores defectos que puede tener alguien por el egoísmo que esto conlleva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo nos afecta y nos desarrolla. Aceptar la vida desde una parte de la realidad es autodestructiva.

      Eliminar
  2. Según el texto, un polo depende del otro para existir. Es como la reflexión de que sin luz no hay oscuridad y al contrario. No es novedad el concepto de iguales y contrarios, y eso es algo con lo que convivimos día a día. Tendemos a buscar lo que nos falta, la otra polaridad. Aunque pienso, que por el hecho de ser una paradoja, no es del todo cierta. Ya que si la idea de este texto es aplicable a la vida, ¿por qué hay veces que nos rodeamos de gente parecida a nosotros? No siempre buscamos quienes nos completen, y quizás se de porque ya existe un balance en nosotros.

    Selena Carmona 2ºD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos rodeamos de gente parecida a nosotros para no tener que entender nuevos puntos de vista. Llegamos a ver la vida de una manera y no nos apetece discutir otras variables... Por eso nos rodeamos de personas afines; es una manera fácil de no desgastarte psicológicamente.

      Eliminar
  3. Es un texto que puede llevar a diversos puntos , pero yo me quedo con la frase de ``los contrarios de excluyen ´´ . Esta frase puede tener parte de razón , ya que podemos comprobar como personas que son totalmente distintas , ya sea en sus pensamientos o demás , no se llevan bien entre ellos . Pero la destaco sobre todo porque lo mismo que pasa eso , puede ser al contrario , que dos personas que a priori se deberían no llevar bien por ser tan distintos , y que luego vean realmente como es cada uno de ellos y que valoren que no todo es como cada uno piensa y no puedes cerrarte a eso ya que puedes estar cerrando puertas que no tienen por qué ser malas .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El todo nace de la fusión de las partes. Entenderlo es ser sabio y posiblemente sea el camino de la sabiduría.

      Eliminar
  4. Este es un texto el cual hay que pararse a leer varias veces, algo que me ha llamado la atención y que veo que algunas de mis compañeros también es la frase de " los contrarios se excluyen" pero a las misma vez hay otra frase en el texto qen la cual habla sobre los polos que dice "Un polo, para su existencia, depende del otro polo. Si quitamos uno, desaparece también el otro" , esto demuestra que no siempre los contrarios se excluyen muchas veces se atraen. Aunque si bien es cierto que no todas las mezclas funcionan x como por ejemplo el agua y la electricidad pienso que en realidad para las personas los elementos contrarios no deberían ser un obstaculo, ya que si alguien es diferente a ti ya sea en forma de pensar , orientación , gustos , amistades lo que realmente importa es el interior y si esa persona tiene buen corazon ya sea o no contraria a ti por que como dice en refran aveces los opuestos se atraen
    Laura Castro 2ºA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pensamiento distinto del tuyo, si lo entiendes (no necesariamente que lo compartas) te hace crecer. Esto es lo que quiere decir el texto. No se trata de aceptar lo distinto, sino de entenderlo... El entendimiento es la base del crecimiento personal y te conduce a la unidad.

      Eliminar
  5. La polaridad, respecto a la vida y respecto a todo es el claro ejemplo del ying y el yang, dos polos opuestos que se atraen, como ejemplo de ello, podemos decir el bien y el mal, el hombre y la mujer e incluso la dependencia que tenemos los unos de los otros. No solo dependemos de un polo opuesto sino también de una familia, que dentro de lo que cabe siempre te ha cuidado, y no solo lo podemos ver así, además hay contrastes como difernciar bien y mal, lo que vemos por lo que en realidad es o lo que tu ves bien con lo que ven los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aceptar no es depender. Hay que aceptar la realidad, la gama de colores, las diferencias biológicas... Todo. No hacer juicios negativos a lo que tú consideras diferente. Vivir así es crecer; y el crecimiento te lleva a la dimensión de la unidad donde todos los seres humanos cabemos.

      Eliminar
  6. Este texto es uno de los más que hay que pararse a pensar. Nos explica la polaridad en la vida, cosa que recuerda mucho al concepto básico del yin y el yang chino, y es que el mundo se mantiene porque la energía positiva y negativa están enfrentadas equitativamente, pero una no podría existir sin la otra. Por eso, los contrarios no siempre son malos, ya que necesitamos de ellos para equilibrar la balanza, y sin ellos, no podríamos seguir adelante. Los contrarios no siempre se excluyen, muchas veces se atraen y complementan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso se necesitan para poder entender la realidad en la que uno está inmerso.

      Eliminar
  7. HA EXPIRADO EL PLAZO PARA PODER SEGUIR INSERTANDO COMENTARIOS.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Intuitivamente, relacionamos este texto con la famosa figura china del 'ying yang', dándonos a entender y a reflexionar sobre lo que realmente puede llegar a significar esta figura tan importante.
    La polaridad y la unidad nos refleja el significado de la vida en sí, debemos saber que el problema de la polaridad se soluciona comprendiendo que ambos polos son necesarios para mantener su equilibrio.
    Deberíamos saber también, que cada uno se debe complementar con su opuesto, ya que entre ellos se atraen de manera que forman un solo 'uno'. Y para ello, debemos entender lo distinto, lo opuesto a nosotros para poder llegar a ser ese 'uno', gracias a como se complementan los opuestos entre sí.
    Y finalmente, destacando una parte del texto que ha sido una de las que más me ha llamado la atención, sobre el tema del ego o envidia y sin duda alguna, son estos dos términos unos de los peores pecados, porque arrastra consigo a otro de los pecados más terribles que existen; la ira. Pero suficiente castigo tiene aquella persona que tenga consigo tanto el ego como la envidia, porque nunca será feliz con lo que tenga, ya que siempre ansiará aquello de lo que no puede adueñarse o presume de tener.

    Paula Rubio Ordóñez 2º Bto D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro cerebro entiende la existencia desde la polaridad. Blanco y Negro. Bien y Mal. Pero Dios es Unidad. Conocerlo requiere que intentemos entender nuestra existencia desde otro prisma.

      Eliminar
  10. Este texto de la polaridad y unidad me recuerda a la figura del ying y el yang que se necesitan uno al otro para poder existir, esto puede reflejarse en la vida misma ya que como todo se necesita un equilibrio para que se pueda existir como el frió y el calor, uno no podría existir sin el otro. Y con las personas lo mismo, buscamos personas que sean afines a nosotros y nos completen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros necesitamos la luz y la oscuridad para entender nuestra existencia. El sol nos obliga a esta concepción. Pero la realidad no es polar, es unidad.

      Eliminar
  11. Este texto basa sobre la diferencia entre ambas cosas, podemos poner de ejemplo el gusto de los colores ,puede ser gusto para uno rojo y para otra persona azul y no por eso alguno tiene que estar esquivocado lo que viene a decir a decir en definitiva tenemos que aceptar como somos sea bueno o malo !!
    Juan Manuel Urbano Giménez . 2 bach d

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es así realmente. Entender que nuestro cerebro interpreta la realidad de una manera determinada (polaridad). Esto no quiere decir que el universo del que formamos parte sea necesariamente polar.

      Eliminar
  12. Me ha gustado mucho este texto y la reflexión que conlleva. Es verdad que todo tiene su contrario pero por ese mismo hecho, una cosa y otra se complementan. Una cosa no existiría sin la otra. Otro ejemplo puede ser de cuando la gente se pregunta que por qué existen las guerras, por qué pasan cosas malas... Esto es, porque sino hubiese cosas malas, no sabríamos sentir compasión. Si siempre nos pasaran cosas buenas llegará un momento en el que no sintamos que sean buenas, ya que no lo podríamos diferenciar con lo demás.
    Esto nos da mucho que pensar y puede que nos de las respuestas a muchas preguntas que nos hagamos en la vida.

    ResponderEliminar
  13. Este texto es difícil de comprender pero a su vez es muy reflexivo.
    Habla sobre como el mundo está dividido en 2 , en como preferimos la parte que mas nos conviene y como dejamos a la otra de lado pero sin darnos cuenta que la felicidad está en la unidad y el conocimiento. Si solo nos fijamos por ejemplo en las personas de un carácter semejante al nuestro nunca conoceremos a más personas y así ampliar nuestros conocimientos. Muchos problemas de los que vemos hoy en día surgen de esta diferencia , no ven a las personas como humanos sino que las ven como objetos a los que clasificar y lo que no saben es que unos no podríamos vivir sin los otros y que solo con que nos falte una parte de esta unidad, ya estaremos cometiendo un gran error.
    Marcial Fernández Godoy 2ºBTO B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro cerebro funciona en la polaridad. Blanco y Negro forman parte de nuestro entendimiento. Pero Dios no es polar, es unidad. Para entender su existencia es necesario intentar entender la realidad como unitaria y no como polar.

      Eliminar
  14. Este texto da mucho que pensar , reflexionar y comprender. La unidad y la polaridad es algo con lo que cargamos día a día incluso sin darnos cuento.
    La polaridad realmente es un problema , pensamos que lo "malo" o lo que duele es el fin del mundo , pero ¿ Por qué sabemos que lo "malo" es "malo" ? . Necesariamente necesitamos comprender que debe haber un punto de comparación a lo que podamos llamar lo "bueno" , llevándonos así a la teoría de que no puede haber "malo" sin "bueno" ni polaridad sin unidad. Por lo cual cada unos de ellos se complementan formando un solo uno , una unión . Para llegar a esta unión se hace necesario el entendimiento de lo opuesto para llegar a este uno. Sin entendimiento no llegaríamos a ver la unión y complementación que en este caso tienen tan nivel de importancia. Remitiéndome al texto , el ego es un ejemplo de la no unión , del egoísmo y de la pobreza en sentimientos y en la valoración de las pequeñas cosas .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena reflexión. Por eso el mundo no evoluciona; porque se mueve en la polaridad. O se piensa como yo pienso o se está contra mí. Y no es así.

      Eliminar
  15. Este texto, me hace pensar que el ser humano a veces llega a ser egoísta, y cree que por sí solo puede hacer cualquier cosa, y que no necesita nada de los demás,pero esto no es así, puesto que necesitamos de otras personas, emociones y sensaciones distintas para llegar a formarnos y crecer como personas.
    Esto es a causa de que necesitamos la unión de contrarios para saber la existencia de la otra cosa, por ejemplo, para conocer la alegría, necesitamos haber conocido la tristeza, que sería su opuesto; ya que sin ésta no se podría conocer.
    La polaridad y la nada, por separado se pueden conocer, pero no se pueden comprender, puesto que necesitan la una de la otra para existir.
    Esto mismo le pasa al ser humano, que cree que solo puede crecer y evolucionar, pero no es así, necesita rodearse de personas que no tengan siempre su misma forma de pensar siempre, ni que estén de acuerdo en todo, para seguir conociendo otras maneras de ver la vida, y así formarse; pues unirse a contrarios no tiene por qué ser malo, sino al contrario, nos ayuda a conocer y ampliar nuestro horizonte personal y de pensamiento. Ana AC 2ºBTO B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra cultura nos polariza moralmente, personalmente, sexualmente. Da unos estatus a unos y a los contrarios les da otro (bien y mal). Pero la realidad que existe dentro de nosotros ¿es polar? ¡No necesitamos ser malos y arrepentirnos para conocer que somos buenos...!

      Eliminar